1 dic. 2007

Blade Runner

El viernes fui al cine a ver Blade Runner a la sesión golfa.
Pensaba que el cine Avenida estaría lleno porque la posibilidad de ver esta película del año 82 en un cine es muy difícil que se vuelva a dar. Pero no, en el cine habíamos tres gatos. Un gustazo cuando hay tan poca gente en la sala, sin niñatos comiendo palomitas y haciendo ruido con las putas bolsitas de patatas.
Vaya tela que incómodo es el cine Avenida. Y la sala 3, una distribución de las butacas que no entiendo.
Estuve todo el día escuchando la música de Vangelis, y estaba tan emocionado que como suele pasar cuando te creas tantas expectativas, es probable que no se cumplan.
Sigo pensando que es una película muy buena, pero ahora creo que lo que tiene realmente de sublime, es la escena final.
" Yo he visto cosas que vosotros no creeríais. Atacar naves en llamas más allá de Orión. ... Todos esos momentos se perderán en el tiempo como lágrimas en la lluvia"
Realmente estuve dos horas esperando que llegara esta escena, de la cual por cierto, yo hubiera quitado el detallito mojigato de la palomita volando.
Os recomiendo la web www.lagrimasenlalluvia.com , dedicada entera a Blade Runner, una película que quien no la haya visto no tiene perdón de Dios.

3 comentarios:

lu dijo...

Estar un día entero escuchando a Vangelis debe ser muy duro. ¿Por qué te puteas tanto?

Osantonio dijo...

La canción del tiiiiiiii tiiiiii tooooo taaaaa, sabes la que te digo, no? esa es buenísima. Y la tin torin ton tin... joder, no sé como te puede no gustar.

lu dijo...

uf