8 dic. 2008

Los gilipoyas del gimnasio 2ª parte


Voy a la piscina de un gimnasio con Elisa y Elena dos veces a la semana. A veces llevo el carro, y tengo que subir por el ascensor. Y con frecuencia, está ocupado con gente humana que suben en ascensor para luego montarse en una máquina que simula que sube unas escaleras.

Pa mear y no echar gota. Manda güebos.

La 1ª parte de los gilipoyas del gimnasio está aquí:



No hay comentarios: