20 mar. 2009

Mensaje divino sobre la felicidad y el cupón de la Once

2 comentarios:

lu dijo...

Habrás captado el mensaje cuando dejes la ludopatía, Osan, menos mal que has encontrado a Dios y él guiará tus pasos.
Anoche seguí con Armando, me he levantado hace un rato. Chincha!!

Anónimo dijo...

Como una regadera, compadre, estás como una regadera

Pero te quiero

Eso sí: jamás me colocaría tras de una cruzada que tu abaderases, no sé si me entiendes

Terminarás en los Legionarios de cristo, voto a brios

Sardá